Este revolucionario modelo de cojín antiescaras ha sido diseñado para conseguir reducir el riesgo de que un determinado paciente pueda experimentar problemas derivados de úlceras. Estos problemas se pueden ocasionar en personas que, por diversos motivos, tienen que estar algún tiempo en cama y no pueden moverse tal y como se esperaría.